Qué es bitcoin?

Para evitar algo de confusión sobre bitcoin, vamos a separarlo en dos componentes. Por una parte, tenemos bitcoin-la-moneda, un trozo de código que representa tu participación de este concepto digital. Por otra parte, tenemos a bitcoin-protocolo, una red descentralizada que mantiene un registro de los balances de bitcoin-la-moneda. Nos referimos a los dos como “bitcoin”.

El sistema te permite enviar pagos entre usuarios sin tener que pasar por una autoridad central, como un banco o una pasarela de pago. Está creado y almacenado electrónicamente. Los Bitcoins no se imprimen, como los euros o dólares, si no que son producidos por ordenadores de todo el mundo, utilizando software gratuito.

Fué el primer ejemplo de lo que hoy en día llamamos cryptomonedas, un activo que no para de crecer con algunas características parecidas a las de las divisas tradiciones, pero que su verificación reside y está basada en la cryptografía.

Quién lo creó?

Un desarrollador de software anónimo con el pseudonombre de Satoshi Nakamoto, propuso bitcoin en 2008, como un sistema de pago electronico basado en teorías matemáticas. La idea era producir algo intercambiable, sin depender de ningún banco central, que pudiese ser transferido electrónicamente en un entorno seguro, verificable y no manipulable.

Hasta el dia de hoy, nadie sabe realmente quien es Satoshi Nakamoto.

De qué manera es diferente si lo comparamos con las divisas tradicionales?

Bitcoin puede ser usado para pagar por bienes electrónicamente, si las dos partes implicadas quieren. En ese sentido, es igual que tus euros, dólares o yenes convencionales, ya que también se pueden realizar intercambios online.

Pero, difere de las monedas físicas en varios aspectos:

1 – Descentralización

La característica más importante de Bitcoin es que es descentranlizada. No hay una institución que controle la red de bitcoin. Es gestionada por un grupo de programadores voluntarios, y funciona en base a una gran red de ordenadores dedicados a ellos esparcidos por todo el mundo.
Esto, atrae a gente o grupos que no están agusto con el gran control que los bancos o gobiernos tienen sobre su dinero.

Bitcoin, también solventa el problema de “doble gasto” que algunas divisas electrónicas tienen (donde esa divisa puede ser copiada y re-utilizada) gracias a un ingeniosa combinación de cryptografía e incentivos económicos.

Si hablamos de divisas tradicionales online, esta función está cumplida por los bancos, los que le dan control a su sistemas tradicionales. Con bitcoin, la integridad de las transacciones está mantenida por una red abierta y distribuida por todo el mundo y no controlada por nada ni nadie.

2 – Monedas limitadas

Las divisas tradicionales como el euro, dólar, son ilimitadas – los bancos centrales pueden imprimir tantas como quieran, y manipular el precio de una divisa respecto a otras. Los usuarios que utilizan esas monedas son los que pagan los actos de sus líderes y especialmente esos usuarios que esa es su única alternativa.

Con bitcoin, por otro lado, tenemos una limitación controlada por el algoritmo. Una pequeña cantidad de nuevos bitcoins son hechos cada hora, y continuará cada vez disminuyendo la recompensa hasta que un máximo de 21.000.000 de monedas hayan sido creadas. Esto hace a bitcoin más atractivo como valor – en teoría, si la demanda crece y la cantidad sigue siendo la misma, su precio se incrementará.

3 – Pseudoanonimo

Normalmente los usuarios de las divisas habituales son identificados para por ejemplo (verificar el origen de ese dinero, cumplir con la ley de anti-blanqueo de capitales y otro tipo de legalidades), los usuarios de bitcoin operan en un entorno semi-anónimo. Ya que no hay un validador “central”, los usuarios no tienen que identificarse ante nada y pueden mandar bitcoin a otro usuario.
Cuando se envia una transacción, el protocolo comprueba todas las anteriores transacciones para verificar que el usuario tiene esa cantidad de bitcoin que quiere mandar y tiene en su poder las claves privadas de esos bitcoins. Es por ello, que el sistema no necesita saber su identidad.

En la práctica, todos los usuarios son identificados por su dirección de monedero. Las transacciones, con algo de esfuerzo, pueden ser seguidas, ya que todas las transacciones de bitcoin son públicas.
También hay leyes que han desarrollado métodos para identificar a su usuario en caso de ser necesario.

Hay más, algunas casas de intercambio requerirán por ley, conocer la identidad de sus usuarios antes de poder comprar o vender bitcoin, facilitando a que ellos puedan ser rastreados. Ya que la red es transparente, el recorrido de una transacción es visible para todo el mundo.

Esto hace a bitcoin no ser una divisa ideal para criminales, terrroristas o blanqueadores de dinero.

4 – Inmutabilidad

Las transacciones de Bitcoin no pueden ser devueltas, a diferencia de por ejemplo, pagos con tarjeta de crédito o transferencias bancarias.

Esto es debido a que no hay una persona en una central que pida “ok, devolved el dinero.” Si una transacción ha quedado grabada en la red, y más de una hora ha pasado desde entonces, es imposible de poder ser modificada.

Aunque esto puede ser que no le guste a demasiada gente, esto indica que ninguna transacción en la red bitcoin puede ser manipulada.

5 – Divisibilidad

La unidad más pequeña de bitcoin es llamado un satoshi. Es una cien millonésima parte de un bitcoin. (0.00000001) – Esto hace posible los microtransacciones que los pagos electrónicos no pueden permitirse.

Para conocer más sobre como funcionan las transacciones de bitcoin, como se minan los bitcoins, para qué pueden ser utilizados, y también para como poder comprar, vender o almacenar bitcoins. También explicamos algunas alternativas a bitcoin, y también sobre como funciona sobre la tecnología que lo hace posible, la blockchain.

Qué es bitcoin?
5 (100%) 1 voto

No hay comentarios

Deja un comentario