Jugadores de Fortnite son objetivo de piratas informáticos que roban direcciones de Bitcoin

Los piratas informáticos han aprovechado la creciente popularidad de Fornite como una oportunidad para colar sus programas maliciosos ocultos en nuevas versiones, trucos y trampas para el juego.

Al ser uno de los videojuegos más populares de la actualidad, cuenta con millones de jugadores y aficionados que siempre están a la espera de una nueva actualización. Por otro lado, como en todo juego, también hay personas interesadas en adquirir alguna forma de “ventaja” que les permita estar por encima de los demás jugadores; los cuales suelen buscar programas y trucos en Internet.

Dicha necesidad es suplida por piratas informáticos, los cuales ofrecen diferentes alternativas gratuitas para poder obtener “pases de temporada”, “skins” o programas que ofrezcan habilidades especiales dentro del juego.

Según la compañía Malwarebytes Labs, uno de los software con características similares a lo mencionado era un simple disfraz que ocultaba un malware capaz de obtener los datos de los usuarios infectados; los cuales buscaban específicamente direcciones de Bitcoin.

El programa fue encontrado en la plataforma de vídeos Youtube, el cual se titulaba “Descargar nueva temporada de Fornite gratis”. En él se invitaba al usuario a suscribirse en el canal e ir a un sitio web de descargas en donde debían rellenar un formulario.

Al finalizar, se descargaba el archivo y al ejecutarlo no aparecía nada de lo comentado en el vídeo. Posteriormente a su análisis, se descubrió que el malware recopilaba los datos del ordenador y los enviaba hacia una dirección rusa.

Esta técnica para infectar ordenadores es muy antigua, pero aún sigue siendo aprovechaba por los cibercriminales cuando un juego o aplicación se vuelve tendencia. Por ello, recomendamos no arriesgarse a descargar nada en Internet que prometa ofrecer ventajas en un videojuego.

Jugadores de Fortnite son objetivo de piratas informáticos que roban direcciones de Bitcoin
Puntúa este post

No hay comentarios

Deja un comentario